• BÚSQUEDA    

COPA AMÉRICA CENTENARIO

Lunes, 27 de Junio de 2016 01:07 hrs.

¡Y YA LO VE, Y YA LO VE, SOMOS CAMPEONES OTRA VEZ!

359 días después de coronarse en la Copa América, Chile alza un nuevo trofeo; esta vez, uno que permanecerá en nuestras vitrinas por un siglo.

Nunca hay que subestimar el corazón de un campeón. Jamás.


Chile no fue cabeza de serie en este torneo; insólitamente, no fue elegido, pese a ostentar el título continental. Jugó con 70 mil mexicanos en contra en cuartos de final, contra unos 40 mil colombianos en semifinales y más de 50 mil argentinos en la gran final. Las casas de apuestas daban como favorita a la Albiceleste por 5-1…


Pero el monarca de América es uno solo. La Roja, nuestra Roja, impulsada por 17 millones de almas y también por todos quienes por uno u otro motivo viven fuera de nuestras fronteras, alzó la Copa América Centenario, un trofeo que por el próximo siglo adornará nuestras vitrinas.


Lo vivido este domingo en el “Pantano” de Nueva Jersey, ante 82.026 espectadores, tuvo todos los condimentos que aderezan las hazañas épicas. Cada segundo transcurrido en el césped de East Rutherford fue para que el corazón se saliera por la boca. Cada balón disputado en este encuentro tuvo el sello de esas grandes ocasiones que ni el más fiero terremoto podrá borrar de la memoria colectiva de todo un país.


Destacar a una sola figura resulta imposible, pues esta noche Chile entero fue el que dejó la vida en la cancha para doblegar, una vez más, a la poderosa Argentina. Porque Claudio Bravo fue un gigante para sacar con las uñas un cabezazo imposible de Agüero y para detener el penal de Biglia. Porque Mauricio Isla dio todo lo que tenía para ofrecer y también un poco más en su banda derecha. Porque Gary Medel demostró ser un monstruo indomable en la última línea y, la vez que se equivocó, corrió con el alma para enmendar su error. Porque Gonzalo Jara fue quizás quien más tocó la pelota en el partido y todos sus pases fueron acertados y bien ganado tiene el cariño de Chile entero. Porque Jean Beasejour tiene la sangre hirviendo, carga con el orgullo de un pueblo encima y está hecho para los grandes momentos. Porque Marcelo Díaz tuvo que ir al sacrificio y detener como pudiera a Lionel Messi que se iba en demanda del arco. Porque Charles Aránguiz no sabe lo que es rendirse y si los partidos duraran dos días, él no pararía jamás de correr. Porque Arturo Vidal es, sencillamente, el mejor mediocampista mixto del mundo y en esta copa lo demostró. Porque José Pedro Fuenzalida ratificó ser una de las grandes revelaciones del torneo y no se achicó ante Argentina. Porque Eduardo Vargas fue el goleador de la Copa y conminó al segundo lugar a Messi, y porque Alexis Sánchez jugó lesionado desde el minuto 10, terminó con el tobillo para la miseria y sólo salió de la cancha cuando no pudo más.


Pero el monarca no sólo se basa en los 11 titulares. Los que entraron tuvieron las agallas para ponerse la camiseta roja y no desteñir en tan cerrada lid. Nicolás Castillo no solo debutó en el torneo, sino que tuvo el coraje de convertir un penal demasiado importante. Edson Puch terminó de sorprender al mundo entero con una personalidad a toda prueba y el “Gato” Silva, el siempre silencioso volante que está guardado para las finales y responde con nota máxima, esta vez se dio el lujo de marcar el penal que le dio la corona a Chile... Los que no entraron, todos y cada uno de los integrantes del equipo, entregaron desde su trinchera su aporte valioso para la obtención del título.


Un plantel, un país entero. Una generación dorada que le ha dado a Chile dos campeonatos consecutivos. Las dos veces ante la enorme Argentina de Lionel Messi; las dos veces desde los doce pasos y las dos veces luego de 120 minutos de emotiva batalla.


Campeones del siglo, monarcas invencibles. La Selección Chilena, esta vez conducida técnicamente por Juan Antonio “El Macanudo” Pizzi, se inscribe en el libro grande del fútbol mundial… Y lo hace con letras doradas, las mismas que adornan el hermoso trofeo que desde hoy engalanará nuestras vitrinas.


Ya no es un sueño. Somos Campeones de América y, ahora, Campeones Centenarios… Que no se acabe nunca la fiesta y  ¡Viva Chile!...


FICHA TÉCNICA


ARGENTINA 0 (2)-0 (4) CHILE
COPA AMÉRICA CENTENARIO
FINAL 


Estadio: Metlife Stadium, East Rutherford, NJ, Estados Unidos.
Árbitro: Heber Lopes (BRA). 


Argentina (0) (2): Sergio Romero, Gabriel Mercado, Nicolás Otamendi, Ramiro Funes Mori, Marcos Rojo, Javier Mascherano, Éver Banega (111’ Erik Lamela), Lucas Biglia, Lionel Messi, Gonzalo Higuaín (70’ Sergio Agüero) y Ángel di María (57’ Matías Kranevitter). DT: Gerardo Martino.


Chile (0) (4): Claudio Bravo, Mauricio Isla, Gary Medel, Gonzalo Jara, Jean Beausejour, Charles Aránguiz, Marcelo Díaz, Arturo Vidal, José Pedro Fuenzalida (80’ Edson Puch), Eduardo Vargas (109’ Nicolás Castillo) y Alexis Sánchez (104’ Francisco Silva). DT: Juan Antonio Pizzi. 


Goles: no hubo.


Tarjetas amarillas: Díaz, Vidal, Beausejour y Aránguiz (CHI), Mascherano, Messi y Kranevitter (ARG).

Tarjetas Rojas: 28’ Marcelo Díaz (CHI); 43’ Marcos Rojo (ARG).


Penales:


En Argentina: anotaron Mascherano y Agüero; erraron Messi y Biglia.
En Chile: anotaron Castillo, Aránguiz, Beausejour y Silva; erró Vidal.


POR ANTONIO LOMA-OSORIO

FOTOS: CARLOS PARRA/COMUNICACIONES ANFP

DESDE EAST RUTHERFORD, NJ, ESTADOS UNIDOS