QUILÍN

Jueves, 23 de Marzo de 2017 11:22 hrs.

LA INTENSA SEMANA DE PRÁCTICAS DE LA SELECCIÓN FEMENINA ADULTA

El positivo balance del primer ciclo de 2017 de la escuadra de José Letelier, que se alista para la copa América 2018.

La provechosa semana de entrenamientos de la Selección Femenina de Chile concluyó con una práctica de fútbol ante la Sub 14 de Barnechea (triunfo para las Chicas de Rojo) y el balance es más que positivo.


El primer ciclo de 2017 fue la primera piedra en la Operación Copa América 2018, el torneo en que nuestras seleccionadas buscarán cupos a los torneos femeninos más importantes del orbe: Juegos Olímpicos, Copa Mundial Femenina de la FIFA y Juegos Panamericanos y es ahí donde radica lo crucial que es para la escuadra de José Letelier afinar cada detalle con antelación.


En este período se vio el regreso al régimen de selección de jugadoras avezadas en el concierto nacional. “May” Hernández, María Francisca Mardones, Karen Araya y la goleadora que milita en la liga australiana María José Rojas, entre otras, formaron parte de este proceso y se alzan como el núcleo de la selección que el próximo año buscará la gloria.


Una de las referentes del plantel, la experimentada volante Karen Araya, comentó sobre la satisfacción de regresar a una convocatoria de la Selección: “Siempre es bueno volver. Esta semana estuvo intensa y terminamos con un buen apronte futbolístico. Quedamos muy motivadas para lo que viene más adelante”, dijo la mundialista Sub 20 de Chile 2008. Respecto del reencuentro con lo más selecto del fútbol femenino de nuestro país, Araya manifestó que “Somos jugadoras con mucha experiencia. Muchas de nosotras somos las impulsoras del fútbol femenino en Chile y es bueno que sigamos entrenando con las mismas ganas. Somos una buena generación. Con estas jugadoras que nos conocemos hace mucho, más el gran aporte de las sub 20, las relaciones humanas en la Selección están en un excelente momento”.


Quien vivió de manera muy especial esta convocatoria fue la delantera Javiera Grez, quien junto a Yastin Jiménez y Rosario Balmaceda vivió su primera convocatoria a la Adulta, recién habiendo culminado su ciclo en la Sub 17. “Al principio me sentía rara, porque me preguntaba si es que sería capaz de estar al nivel de jugadoras con tanta experiencia, pero me di cuenta que si quería estar a la par con ellas debía esforzarme al máximo. Me encantan las nuevas experiencias y cuando el ‘profe’ me preguntó si aceptaba el desafío me puse muy contenta. Con jugadoras tan experimentadas puedo aprender mucho, porque ellas prácticamente son las fundadoras del fútbol femenino en Chile”, finalizó la lontuenina.

POR ANTONIO LOMA-OSORIO
FOTOS: CARLOS PARRA/COMUNICACIONES ANFP