Responsabilidad Social

Lunes, 01 de Octubre de 2018 21:47 hrs.

La Roja Sub 20 trabajó en la recuperación de espacio deportivo para la comunidad de Cerro Navia

Entre guantes, palas y brochas, el equipo que se prepara para el Sudamericano de enero dedicó su tiempo y esfuerzo en una linda actividad social.
Una jornada inolvidable para la Selección Chilena Sub 20 en Santiago. En una actividad llena de simbolismo a exactos 100 días del debut nacional en el próximo Sudamericano, los jugadores del equipo se dirigieron hasta el Colegio Enrique Alvear de Cerro Navia para participar de la recuperación de uno de los espacios deportivos de la comuna.

Antes, esta multicancha y sus alrededores fueron apartados de las familias de la comuna y fue conocido durante mucho tiempo como un lugar de peligro y drogadicción. Sin embargo, esta tarde, el espacio ubicado en una de las tres comunas más pobres del país tuvo una transformación total.

Organizados en grupos, niños de las comunidades de la zona y los jugadores que dirige Héctor Robles trabajaron en plantar árboles para mejorar sus áres verdes, pintar los arcos y aros de basketball del lugar, además de limpiar el terreno y, por supuesto, la multicancha. 




La actividad, cuya génesis se enmarca en una actividad de cohesión de grupo, fue la instancia ideal para reforzar uno de los principales conceptos de trabajo de este equipo: la humildad, el trabajo grupal y, por sobre todo, la importancia de aproximarse a las personas para conseguir un logro común.

"La gente hace que estos espacios tengan vida y La Roja le dio aún más vida. Estamos tremendamente contentos de poder recuperar estos espacios para nuestra comunidad y la presencia de los chicos de la selección le da un significado mucho mayor para nuestra gente", declaró finalizada la actividad el alcalde de la comuna, Mauro Tamayo.

Es importante destacar que esta actividad, así como otras que se vienen realizando, están insertas en la visión de la ANFP sobre cómo se debe vincular el fútbol a la comunidad y la importancia que este tiene para la vida de las personas.



"Nos pone muy felices como jugadores poder compartir estas cosas con la gente. Estamos trabajando muy duro para Clasificar al Mundial para darle una alegria a la gente y poder compartir con ellos y llenarnos de energia es impagable. Estas cosas nos hacen bien como equipo y esperamos poder responder el cariño de la gente con un logro tan importante como ir a Polonia", dijo Ignacio Saavedra, mediocampista de Universidad Católica.

Al término de la actividad, el plantel de La Roja Sub 20 hizo un último y simbólico regalo: un balón de fútbol y mallas para los arcos del recinto, que desde hoy se convertirá en un lugar destinado para los habitantes de la comuna y en un enorme legado de esfuerzo para nuestra selección.

POR FABIO FIGUEIREDO
FOTOGRAFÍA: CARLOS PARRA / COMUNICACIONES ANFP
Etiquetado en:   Portada   Selecciones Juveniles