Institucional

Jueves, 25 de Octubre de 2018 10:00 hrs.

“Vamos al Estadio” llenará de color el Clásico Universitario en el Estadio Nacional

La iniciativa, liderada por la ANFP, Estadio Seguro y los clubes Universidad de Chile y Universidad Católica, reunirá en un mismo sector de las tribunas a fanáticos de ambas escuadras para promover la sana convivencia en los recintos deportivos.

Este sábado 27 de octubre Universidad de Chile y Universidad Católica animarán una nueva edición del Clásico Universitario en el Estadio Nacional Julio Martínez Prádanos, en un partido correspondiente a la Fecha 27 del Campeonato Scotiabank 2018; instancia ideal para una nueva edición de la campaña “Vamos al Estadio”, en una cooperación mutua entre los clubes, Estadio Seguro y la ANFP, y que busca promover la sana convivencia en los recintos deportivos.


A partir de las 10:30 horas (una hora y media antes del inicio del partido), los invitados de ambos clubes arribarán al Estadio Nacional para participar en actividades recreativas y esperar en conjunto el arranque del encuentro. Tanto los hinchas azules como cruzados compartirán un mismo sector en la Tribuna Norte del recinto de Ñuñoa.


Que la familia vuelva al estadio es uno de los pilares de nuestro Plan Estratégico en la ANFP y también de la mirada de responsabilidad social que tenemos al promover la seguridad en el estadio pensando en los hinchas y la comunidad. Las asistencias han aumentado y debemos seguir trabajando fuertemente en conjunto con todos los actores de nuestro fútbol para que la fiesta en el estadio sea cada día mejor. Y esta campaña va en esa línea”, señaló Arturo Salah, presidente de la ANFP.


La campaña encontró inmediato entusiasmo en los clubes participantes quienes se sumaron de manera activa en esta actividad, incluso proponiendo a sus respectivos “embajadores”: Diego Rivarola, por parte de los azules y Milovan Mirosevic, en representación de los cruzados.


 “Vamos al Estadio” busca promover la sana convivencia entre los asistentes a recintos deportivos y generar conciencia, a través de la pasión por los colores de cada club, sobre la importancia de un clima de respeto y fraternidad entre los fanáticos del fútbol.