Selección Chilena Sub 23

Martes, 27 de Agosto de 2019 21:56 hrs.

Omar Carabalí: “Si me toca volver a decidir, seguiré eligiendo ser chileno”

El arquero nacido en Ecuador, que sumó su primera nómina a La Roja Sub 23, cuenta su historia y sus motivaciones para defender a Chile.

 “Buen trabajo, Omar”. Una felicitación tras la segunda práctica de la Selección Chilena Sub 23 que es tan gentil como alentadora para Omar Carabalí, una de las novedades del segundo microciclo para el amistoso con Brasil del próximo 9 de septiembre.


 Pese a haber estado en la nómina de Ecuador que jugó el Sudamericano y el Mundial Sub 20 de 2017, su identificación con Chile, sus años como jugador de Colo Colo y el destino llevaron a que su camino y el de La Roja se encontraran.


 “Todo se fue dando para que esté aquí. Yo también fui tomando distancia de Ecuador por estar haciendo mi vida acá. Ya tenía mi decisión tomada desde hace mucho…”



SER CHILENO


Carabalí nació en Guayaquil en 1997, pero vive desde hace siete años en Chile. El 3 de julio pasado, en el Palacio de La Moneda, recibió la nacionalidad chilena, algo que para el portero traspasa la simpleza de su cédula de identidad y se convirtió en un nuevo inicio.


 
- ¿Dónde nace el querer ser chileno?


La gran razón es el nacimiento de mi hija hace más de un año. Ese día decidí definitivamente que quería vestir esta camiseta, de defender al país al que ella pertenece y al que yo también siento como mío. Si en algún momento me toca volver a decidir, seguiré eligiendo ser chileno.



- Y a eso súmale los años viviendo acá…


Me siento totalmente identificado con Chile, tengo mi vida hecha aquí, me formé como jugador aquí. Mi esposa es chilena, mi hija igual. Llegué a este país hace siete años pensando solo en progresar en mi carrera como futbolista y todo se dio para que acá me sintiera feliz.



- ¿Y tu familia qué opina?


Todos están felices por mí y por mis decisiones. Mi tío es pastor en Ecuador y fue jugador. Hace muchos años me dijo cuando yo llegué que debería defender a Chile, que es una selección muy grande y que hace las cosas bien. Este país me ha abierto las puertas y ha sido muy lindo para mí.  








LA ROJA DESDE ADENTRO


- ¿Cómo te enteraste de tu llamado al microciclo?


Me enteré de la convocatoria por Brayan (Cortés, arquero titular de Colo Colo). Estaba en mi casa. Me llamó y me felicitó por la nominación y yo no tenía idea de lo que estaba hablando. De verdad pensé que era una broma (risas). Era una meta y un sueño que tenía y no esperaba que llegara tan pronto.



- Estar acá en Pinto Durán debe producirle muchas cosas a un jugador…


Llegar aquí es maravilloso, es muy especial para mí poder estar entrenando acá. Ya me había tocado jugar en un amistoso de la Adulta con Colo Colo y ya se sentía distinto, imagínate ahora siendo parte de esto y tener la posibilidad de seguir viniendo...


-  Se te ve muy tranquilo con eso, con ganarte un espacio…


Cuando me llega la nómina, en mi familia todos decían que teníamos que celebrar, que teníamos que hacer algo. Yo puse la pausa, porque de verdad creo que esto es paso a paso. El primero es el amistoso con Brasil y yo quiero ir. Mi objetivo es trabajar para estar aquí más veces, de ganarme un cupo en esta gira y luego ir conquistando esos espacios. Quiero demostrar que puedo estar acá.


- ¿Y después?


Primero es esto, la Sub 23, tener un espacio aquí, pero es obvio que acá estamos muy cerca de una selección adulta. Es una responsabilidad y una motivación gigantesca. ¿Si haces las cosas bien aquí, por qué no soñar con ser parte de La Roja adulta? Es una meta que tengo en mi carrera.



- ¿Qué opinión tienes de tus compañeros en el arco?


El nivel de arqueros que tiene esta selección hace que el mérito de estar acá sea doble. Gonzalo (Collao), Luis (Ureta), Julio (Fierro), por mencionar algunos, son tremendos arqueros. Son grandes jugadores y mejores compañeros. Va a estar lindo.




CARABALÍ Y LA CHILENIDAD


Tras su llegada a Chile en 2012, Carabalí debió pasar por un proceso de adaptación natural a un nuevo país, la contienda con Pablo Soto por el pórtico albo en las series juveniles y en construir una nueva vida que, con el paso del tiempo, le ha dado réditos positivos.


 “Estoy contento acá en Chile, estoy cómodo y muy feliz. Llevo mucho tiempo en este país, acá están mis amigos y la familia que construí. Me siento tranquilo y contento, como futbolista y como persona. Tengo mi vida hecha acá”.


 
- ¿Crees que significa algo haber nacido en otro país y vestir La Roja?


Hay algo que algunas personas no entienden y es que por haber nacido en otro país no eres diferente a la hora de defender un escudo. Va en el jugador y en el compromiso que tiene. Mira a César (Munder) cómo trabaja, da el máximo. Yo también lo hago. Esta camiseta significa mucho para mí. Yo me siento tan chileno como cualquiera”


- ¿Qué tan chileno?


Estoy haciendo un curso de cueca (risas), llevo dos meses. Me aprendí el himno también. Con mi hija lo cantamos cuando juega La Roja, aunque es pequeñita le gusta. Para mí la garra del chileno es inspiradora y me siento parte de eso”.


Antes de regresar al vestuario para descansar después de la práctica, Carabalí recoge sus guantes y observa con detención la cancha de Juan Pinto Durán. Ahora comienza la parte más difícil: hacerse un habitual en las nóminas del técnico Bernardo Redín.


POR FABIO FIGUEIREDO MOLINA
FOTOGRAFÍA: CARLOS PARRA
COMUNICACIONES ANFP


Etiquetado en:   Portada   Selección Masculina